Donde viven los monstruos: cinco libros Weird

El autor de La expansión del universo elige cinco libros para no dormir

RAMIRO SANCHIZ

Aniquilación, Jeff Vander Meer (2014).

Los modelos están a la vista, estilizados a la perfección: El color que cayó del cielo, de Lovecraft, y Picnic extraterrestre, de los hermanos Strugatski. Horror sintomático y ciencia ficción weird a partir de una zona perturbada o invadida por algo, presumiblemente extraterrestre, que no sabemos si es uno, si es muchos, si es una cosa concreta o, más bien, un horror abstracto. La interacción entre esa entidad y la naturaleza da punto de partida a uno de los grandes aportes del libro de Vander Meer: la naturaleza como weird, al mejor estilo de Los sauces, de Algernon Blackwood, y de Distancia de rescate, de Samanta Schweblin, otra obra maestra contemporánea del horror abstraído casi al máximo.


La casa de hojas, Mark Z. Danielewski (2000).

Una novela de horror, una historia de amor, un libro rizomático: la obra maestra de Danielewski moviliza distintos niveles de realidad, múltiples registros de escritura y todos los tópicos del horror de mansiones encantadas, desde La casa en el confín de la tierra, de William Hope Hodgson, hasta El resplandor, de Stephen King/Stanley Kubrick. Una casa que es (infinitamente) más grande por dentro que por fuera, el documental cinematográfico sobre una expedición a ese abismo, los comentarios de un erudito ciego a ese documental, la historia del empleado de una casa de tatuajes que encuentra esos comentarios y se sume en su propia espiral descendente, ayudado por las cartas de su madre, escritas desde un hospital psiquiátrico. En alguna parte de la casa, además, acecha el Minotauro.


El gusano, Luis Carlos Barragán (2018).

Que el weird latinoamericano es un género literario en derecho propio, con sus propias características y su potencial imaginador, es un hecho desde la publicación de esta novela del más interesante de los más nuevos escritores colombianos de ciencia ficción. De hecho, ese weird ya existía (el freak power chileno, con Álvaro Bisama, Jorge Baradit y Mike Wilson al frente, es una buena prueba de ello), pero es a partir de El gusano, al mejor estilo “Kafka y sus precursores”, que esos puntos se unen(en retrospectiva y hacia el futuro) para formar una constelación. Un mundo del futuro cercano en que la humanidad se fusiona en una entidad que se mueve hacia el tronco basal del árbol filogenético, una vasta e intrincada metáfora de la soledad y la apertura al otro (y a lo otro).


Ciclonopedia, Reza Negarestani (2008).

Hiperstición: aquellas ficciones que se vuelven realidad. Teoría ficción: el género que moviliza hipersticiones para elaborar filosofía y teoría de la cultura, desde el profesor Challenger de Deleuze y Guattari hasta el Daniel Barker de Nick Land, pasando por Borges y por Lem. En Ciclonopedia, el filósofo iraní (ficticio, o ya real) Hamid Parsani teoriza sobre el Medio Oriente (y sus demonios nativos) como una entidad consciente, sobre el petróleo como el gran parásito intraterrestre que tanto anima como se nutre del capitalismo y la modernidad (que, se sabe, son la misma cosa), sobre el estado terminal de la tierra como una superficie perfecta bajo el sol. El libro más brutalmente genial y más subversivo de lo que va del siglo XXI.


En las montañas de la locura, H.P. Lovecraft (1936).

Es imposible hacer un listado de libros weird sin tocar fondo al menos una vez en el maestro. Las más recientes traducciones nos ofrecen un buen pretexto para revisitar la obra inagotable de Lovecraft, en particular la novela corta en la que ofreció el mejor mix entre horror y ciencia ficción. Pero lo weirdo lo extraño producido por Lovecraft también nos sirve para leer al propio Lovecraft, en un sistema (de cibernética impecable) que se alimenta de aquello que produce, y así encontramos (en Las montañas… especialmente) el relato de la insurrección de los shoggoths, que es la revolución de las máquinas, que es la emancipación del capital (más allá de todo telos humano) y la sublevación de la herramienta, todo encadenado al advenimiento de lo inhumano, el Cthulhuceno. Cierra el circuito (para quienes deseen profundizar en estos asuntos) Graham Harman y su indispensable Realismo weird, libro fundamental para la filosofía del siglo XXI.


Prolífico como pocos autores de su generación, Ramiro Sanchiz (Montevideo, 1978) tiene catorce novelas publicadas, cientos ocultas en su computadora, y además ha escrito libros de cuentos y ensayos (suponemos que hasta óperas). Su obra funde muchas tradiciones, entre las que resaltan la Ciencia ficción y el Weird; toda ella, además, se estructura en torno a la figura del alter ego Federico Stahl (un hombre que ha vivido tantas vidas como puede vivir un habitante de las muchas posibilidades del universo). Entre tantos otros, es autor de Nadie recuerda a Mlejnas (Editorial Reina Negra, 2011), La historia de la ciencia ficción uruguaya (Llantodemudo, 2013), El orden del mundo (Editorial El cuervo, 2014; Editorial Fin de siglo, 2017), Verde (Fin del siglo, 2016) y La expansión del universo (Literatura Random House, 2018). Es, también, un crítico tenaz que ha sostenido blogs y columnas en periódicos. Su último libro es Guitarra Negra (Estuario editora), una teoría-ficción que lee el mítico disco de Alfredo Zitarrosa desde el aceleracionismo y la teoría del horror.

Para conocer más

Compartir